Jairo

Desde el inicio de su carrera, en 1970, desarrolló una intensa labor en Europa, primero en España y luego en Francia. Es el compositor de gran parte de su repertorio, en colaboración con María Elena Walsh, Daniel Salzano, Horacio Ferrer, Charles Aznavour, Louis Amade y Luis González. Puso su música y su voz al servicio de poemas de Jorge Luis Borges, Paul Eluard, Mario Benedetti y Mario Trejo. Astor Piazzolla y Horacio Ferrer compusieron una serie de canciones para él, de las cuales se destaca Milonga del trovador, entre otras.
Grabó –en cinco idiomas– cerca de seiscientas canciones y se presentó en algunos de los escenarios más prestigiosos del mundo.
Francia lo nombró Caballero en la Orden de Las Artes y las Letras y fue distinguido como: Hijo Dilecto en Cruz del Eje, provincia de Córdoba.; Ciudadano Ilustre de Córdoba; Personalidad Destacada de la Cultura de la Legislatura de Buenos Aires; premio Gardel a la trayectoria y recibió el Diploma de Honor Senador Domingo F. Sarmiento.

Ediciones en las que participó